Navegación principal (1) Saltar para buscar (2) Saltar al contenido (3) Saltar al pie de página (4)

Sistemas de calefacción de pellets

Calefacción limpia y sencilla

Las calefacciones de pellets de KWB son calefacciones centrales totalmente automáticas y cómodas. Son tan fáciles de manejar como las calefacciones convencionales de gas o gasoil, pero respetuosas con el medioambiente y limpias.

KWB Easyfire Pelletheizung
KWB Easyfire
2.4 - 38 kW
  • Cabe en cualquier sala de calderas
  • Llenado y encendido completamente automáticos
  • Prácticamente sin gastos de limpieza adicionales para el cliente
  • Combustión especialmente limpia
KWB Easyfire 1 - Pelletheizung
KWB Easyfire 1
10 - 20 kW
  • Montaje rápido y sencillo
  • Llenado fácil con depósitos de reserva de 200 litros
  • Manejo intuitivo
KWB Pelletfire Plus - Pelletkessel
KWB Pelletfire Plus
45 - 135 kW
  • Seguridad y ahorro gracias al singular quemador de orugas
  • Sin mantenimiento durante todo el año gracias al sistema de autolimpieza
  • Manejo sencillo
  • Combustión especialmente limpia

¿Por qué una calefacción de pellets?

Las calefacciones de pellets de KWB son una alternativa a las calefacciones de gas o gasoil respetuosa con el medioambiente. No deben confundirse con las estufas de pellets convencionales, que suelen funcionar como una chimenea y se encuentran en la sala de estar, ya que las calefacciones de pellets se utilizan como calefacción central y son especialmente fáciles y limpias de manejar. 

Para producir los pellets, no es necesario talar ningún árbol: los pellets se fabrican en más de un 90 % a partir de madera dañada, virutas y serrín —un producto de desecho de la industria maderera local—. Se trata de una economía circular regional respetuosa con el medioambiente y las personas. Por eso, las calefacciones de pellets contribuyen de forma significativa y eficaz a la protección del medioambiente. Como la madera es una materia prima renovable, la calefacción central de pellets es casi CO2 neutra. Este tipo de calefacción también resulta especialmente económica, ya que el quemador interior de KWB quema los pellets de forma muy eficaz.

¿Cuáles son los componentes de las calefacciones de pellets?

  • Una carcasa estable
  • Una cámara de combustión resistente al calor, en la que se quema el combustible
  • Un sinfín de alimentación, que alimenta la cámara de combustión con combustible
  • Una esclusa de rueda celular, que transfiere el combustible al quemador y lo protege de la retrocombustión
  • La descarga de cenizas
  • Un intercambiador de calor autolimpiante, que se encarga de transferir el calor generado al agua de calefacción

Caldera de pellets: almacenamiento y alimentación de pellets

La caldera de pellets también requiere un almacén, desde el que se insuflan los pellets de forma totalmente automática y sin polvo a través de un vehículo cisterna. Para cambiar del gasoil a la madera, no es necesario realizar grandes obras de reforma. Se retira el depósito de gasoil antiguo y en la misma sala se instala el almacén. Este almacén suele tener una capacidad suficiente para cubrir las necesidades anuales de pellets. Los sótanos húmedos tampoco son un problema. En este caso, los pellets pueden almacenarse en el KWB Big Bag, un tipo de silo de saco, o en un depósito metálico. 

También se incluye un sistema de extracción, que transporta el combustible directamente a la caldera. Los sistemas de extracción de KWB permiten transportar los pellets incluso a salas de calderas más alejadas. Nosotros ofrecemos soluciones integrales de una sola mano. Nuestros productos de calidad funcionan de forma segura y presentan la garantía «Made in Austria».

Con ello contribuimos a la protección del medioambiente y proporcionamos a nuestros tres hijos un futuro digno.

Nuestra calefacción de pellets KWB…

… es especialmente limpia. Con ello contribuimos a la protección del medioambiente y proporcionamos a nuestros tres hijos un futuro digno. Eso nos alegra cada día.

La familia Teufel de Eutingen

Las ventajas de las calefacciones de pellets

Colocación y montaje sencillos

Las calefacciones de pellets de KWB son especialmente fáciles de instalar y se adaptan a cualquier sala de calderas. También caben en salas de calderas pequeñas y estrechas. Gracias al sistema modular móvil de KWB, las calderas se pueden desmontar en varios módulos e instalar pieza a pieza en la sala de calderas. Esto ahorra tiempo, porque el obrero tiene menos trabajo y protege las instalaciones, ya que el peso y el tamaño de las piezas individuales son más fáciles de manejar. 

Funcionamiento cómodo y totalmente automático

Con una calefacción de pellets de KWB, puede estar tranquilo y relajado. Su funcionamiento es tan sencillo como el de una calefacción de gas o gasoil. La caldera de pellets se alimenta de combustible de forma totalmente automática y el encendido también es automático. Además, la instalación se limpia prácticamente sola. Entre los intervalos de mantenimiento anuales recomendados, solo es necesario vaciar una o dos veces al año la caja de cenizas, móvil y con asa extraíble en la versión confort.

Combustión especialmente limpia y eficiente

Las calderas de pellets de KWB destacan por sus costes de combustible muy bajos y la emisión de CO2 más baja de todas las calefacciones centrales. Gracias al sistema de combustión de alimentación inferior patentado, su combustión es especialmente limpia y eficiente, protegiendo así el medioambiente y su bolsillo. Los pellets se introducen en el plato de combustión desde abajo mediante un sinfín de alimentación de pellets. Por ello, el lecho de brasas permanece absolutamente estable y no se levanta polvo adicional. Los pellets se queman completamente. La ceniza es empujada por el borde del plato del combustión por los pellets nuevos que se introducen y aterriza en la caja de cenizas. Se garantiza una combustión extremadamente limpia. Las emisiones de partículas de polvo y monóxido de carbono de todas las calefacciones de pellets KWB no alcanzan los valores límite más estrictos en Alemania y Austria. Mediante la sonda lambda de banda ancha, instalada en las calefacciones de pellets de KWB, se supervisa la combustión de forma continua y se controla a la perfección. No se desperdicia combustible y el consumo de energía se mantiene bajo.

Control y mantenimiento en línea

El control de la calefacción de pellets de KWB es intuitivo. Todos los ajustes se pueden realizar mediante una combinación de ruedecilla y pantalla táctil. Además, la caldera también se puede controlar y revisar a distancia desde un teléfono inteligente, una tableta o un PC. Si lo desea, también es posible facilitar temporalmente el acceso a su caldera de pellets al instalador de la calefacción o al técnico de KWB.

Por eso, ¡calefacción de pellets de KWB!

Sistema de combustión de alimentación inferior de KWB
Controlable en línea
Diseño modular
Máxima calidad «Made in Austria»
+569 56088840