Sustitución del sistema de calefacción

Normalmente, un cambio de calefacción sigue siempre el mismo esquema: En primer lugar debe hablar con su instalador e informarle de sus necesidades y deseos individuales. Después se organiza una reunión in situ en la que puede tratar las circunstancias constructivas y el proceso aproximado con su instalador. Éste le presentará una oferta. Si la acepta, se fijará una fecha para el cambio. Finalmente, su departamento de sanitarios, calefacción y climatización desmonta la calefacción antigua e instala la nueva. De media tardará unos 4 días hasta que pueda disfrutar por primera vez de la calefacción de leña.

¿Cuál es el mejor momento para el cambio?

Desde el punto de vista económico, en primer lugar esto depende de la eficiencia de su sistema de calefacción existente. En la comparación directa, con los pellets puede ahorrar hasta el 45% de los costes de combustible anuales respecto al gasoil.
Lo más conveniente es realizar el montaje en los meses más cálidos, en los que no se usa la calefacción.
Desde el punto de vista ecológico, natutalmente siempre es conveniente un cambio a las fuentes energéticas renovables.

¿Qué pasa con mi caldera de gasoil antigua?

Su instalador es la persona ideal para asesorarle al respecto, consulte con él en la primera reunión que mantengan. En la mayoría de los casos, el instalador se encarga de la eliminación.

Actualmente utilizo calefacción a gasoil, ¿tengo espacio suficiente para una calefacción de pellets moderna?

¡Sí, lo tiene! Una calefacción de pellets incluido el depósito de combustible no necesita más espacio para la instalación que una de gasoil. En los sistemas de almacenamiento modernos siempre hay espacio para los pellets en el sótano, en el depósito subterráneo o en un cobertizo protegido de la intemperie. Normalmente, una caldera de calefacción de pellets se instala en la sala de calderas, donde el silo de almacenamiento del depósito de gasoil puede usarse tal cual como almacén de pellets.

¿Es necesario adaptar mi sistema de gases de escape? ¿Es muy laborioso?

No es muy laborioso y en la mayoría de los casos lo hace el mismo instalador. Tiene que instalarse un tubo de acero inoxidable o de cerámica sin gran esfuerzo simplemente desde arriba en el conducto de la chimenea, que protege la chimenea contra la humedad.

¿Cómo llegan realmente los pellets al silo de almacenamiento? ¿Qué debe tenerse en cuenta para ello?

Los pellets se entregan con un camión cisterna. Éste sopla el combustible a través de un conducto (manguera) de hasta 30 metros de largo dentro del silo de almacenamiento. También puede soplarse a mayores distancias, pero incrementa los costes de suministro. Cuanto menor sea la distancia de transporte, mejor. El acceso para camión debe tener una anchura de 3 m y una altura de 4 m. Los tubos de soplado y aspiración del silo de almacenamiento, idealmente, deben estar bien accesibles en la pared exterior.

¿Es suficiente con el cambio de caldera o tiene que reformarse también alguna cosa?

Es diferente de un edificio a otro. Pero tanto si adquiere una calefacción de pellets como otro aparato de calefacción nuevo, debe realizar siempre un reglaje hidráulico. Para ello pueden cambiarse las bombas antiguas y otros consumidores de corriente y usarse acumuladores de agua eficientes.